EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 10
EL ESPIRITU IMPURO EN LA SINAGOGA

EL ESPIRITU IMPURO EN LA SINAGOGA
Aunque a menudo no aparezca en las traducciones castellanas, San Marcos remarca que Jesús entra inmediatamente (euthús en griego) en la Sinagoga apenas comenzado el Sábado. Y que el hombre en espíritu impuro se pone a gritar enseguida (euthús) como reacción a la enseñanza de Jesús.
El pasaje termina diciendo que la fama de Jesús se extiende enseguida (euthús) por todos lados.
Ya vimos antes la importancia que tiene este término en la revelación de Dios según San Marcos: la inmediatez de los efectos de la gracia.

Esta escena, junto con la del endemoniado de Gerasa (Marcos 5, 1 y siguientes) son muy importantes para conocer la doctrina del Evangelio de Marcos acerca del demonio.

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 9
LA VOCACIÓN DE LOS PRIMEROS DISCÍPULOS

Esta escena sucede a la orilla del mar.
Certifica la precedencia de la vocación de Pedro y Andrés sobre la de Santiago y Juan. Jesús llamó antes a Pedro y Andrés. A la hora de echar las redes y antes de salir a pescar. En cambio a los otros los llamó después de terminada la pesca, a la hora de secar y remendar las redes. Esto tiene importancia en relación con la rivalidad de los apóstoles entre sí y la discusión acerca de quién era el primero.

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 8
EL MINISTERIO DE JESUS

MARCOS 1, 14-39
La próxima sección del Evangelio según san Marcos está determinada por una inclusión entre los vv. 1,14 y 1,39. Contiene un fin de semana del ministerio de Jesús: viernes, sábado y domingo.
El Viernes de mañana Jesús pasa junto a los pescadores llamándolos a su seguimiento. El Viernes por la tarde, comienzo del sábado, entra en la sinagoga y de allí se retira a la casa de Pedro. A la tarde del sábado le traen enfermos para curar. En la madrugada del domingo Jesús sale solo a un lugar para orar. Es una prefiguración del domingo de la resurrección.

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 7
PRÓLOGO


Marcos 1, 1-13

1,1 es el Título de todo el Evangelio
El Prólogo del Evangelio va de 1,2 a 1,13
El comienzo y el fin del Prólogo están delimitados por una inclusión: la acción comienza en el desierto y termina en el desierto: 1,3.4 (2 veces = 2x) y 1,12.13 (2x).

El prólogo consta de un tríptico de acuerdo con la preferencia de San Marcos por las estructuras de texto divididas en tres partes o ternarias:
1) la predicación del Bautista en el desierto
2) La venida y el Bautismo de Jesús
3) Las tentaciones en el desierto y la comida servida por los ángeles.