GO’EL: EL DIOS PARIENTE En la Cultura Bíblica (11 de 27)

2.2. La solidaridad familiar: el Go’el.
Los miembros de la familia en sentido amplio se debían ayuda y protección. El pariente sobre quien, por grado de parentesco y por capacidad de auxiliar, recaía la obligación moral y en algunos casos legal, de brindar ayuda, se llamaba Go’el.

A esta institución familiar la designamos nosotros, con el neologismo castellano: goelato.
 Si el pariente más próximo no podía auxiliar por alguna justa causa, como podía ser la simple falta de medios o de vigor físico, la obligación de socorrer o Ge’ulláh, recaía en el pariente que le seguía en grado de proximidad. [En la Ilustración, Abraham parte de Ur con su sobrino Lot]

El orden de parentesco era el siguiente: primero el tío paterno, luego el hijo de éste, finalmente los otros parientes por su orden de cercanía [Ver Lev 25,49]. El goel, era, pues, un redentor, defensor, protector de los derechos del individuo y del grupo. Intervenía en toda necesidad, pero la Ley enumera y regula un cierto número de casos.

P.Horacio Bojorge – El demonio de la acedia 13/13
La Civilización del Amor

 

Eco:
Estimado Padre:
 Gracias
por esa serie sobre el demonio de la acedia.
Reconozco en ella un sentimiento
que me ha atacado durante toda mi vida-ahora tengo 72 años.
He seguido
proclamando la palabra como profesora de Biblia pero lo que enseñaba no tacaba
mi alma.
A veces preguntaba, ¿qué es la alegría o el gozo en el Señor?
Era algo
que no se había hecho para mí. Quiero orar para que este demonio de la acedia
se aparte de mí.
¿Recomienda alguna oración además de la de s. Miguel Arcángel?
Alina

 Muy estimada Alina:
¡Muchas gracias por su eco a estos videos!
En cuanto a su pregunta, la remito al capítulo séptimo de mi libro “En mi sed me dieron vinagre”. Puede verlo en Catholic.net:  http://es.catholic.net/biblioteca/libro.phtml?consecutivo=143&capitulo=1304

 Y también trato acerca de los remedios en los video 11 y 12 de la serie «El Demonio de la Acedia»:

 El 11: http://www.youtube.com/watch?v=hcFG79xf2Sg
 El 12: http://www.youtube.com/watch?v=zhyYHe42fow

 Lo adecuado no es enfrentar al demonio, sino contemplar los bienes
divinos con el corazón. 

La letra de la Escritura también puede matar si no
se la lee con el Espíritu y el corazón.

 Le recomiendo que lea pero sobre todo escuche explicaciones de las Sagradas Escrituras animadas por el Espíritu de Amor que inspiró a los que las escribieron.
Habría muchas para indicarle.
 Me limitaré a aconsejarle las abundantes y profundas del P. Jesús Villarroel O.P. que contagian amor divino y enseñan cómo hacer actos de amor a Dios, ya que la virtud infusa de la caridad pide que hagamos actos de amor a Dios.

Le adjunto los enlaces a los comentarios al Cantar de los Cantares del P. Villarroel.
http://gratuidad.com/09_Ejercicios/071201_Oseira/071201_Oseira.htm
 Todas sus predicaciones las podrá buscar y escuchar en la
página http://www.frayescoba.info/

 Y también le ofrezco mis mucho más modestas meditaciones sobre la vida filial a la luz del Sermón de la Montaña y las Bienaventuranzas
¡Cómo desearía que el Señor les diera eficacia para que incendiaran el mundo entero en el amor divino!
 
http://es.catholic.net/escritoresactuales/403/2083/articulo.php?id=1968

GO’EL: EL DIOS PARIENTE En la Cultura Bíblica (10 de 27)

2.- El goelato: institución familiar
Hemos dicho que si en otros pueblos predominan las epifanías de orden cósmico, uránicos, astrales, de los ciclos de la naturaleza y del orden político, en la cultura bíblica, Dios es considerado ante todo como un pariente, de manera que la visión de Dios en Israel hunde su raíz en la realidad familiar de los patriarcas bíblicos.
[La imagen: Jacob vuelve a Canán. Luca Giordano]
De ahí que convenga comenzar por recordar los rasgos y características de la familia, como institución del Antiguo Testamento, ya que es el lugar de epifanía o manifestación de los rasgos y atributos divinos del Dios bíblico.

2.1. La familia israelita
En el pueblo bíblico del Antiguo Testamento – como en otras culturas tribales del Oriente Próximo – correspondía al pariente el deber de proteger a sus parientes en la medida de sus posibilidades.

ECO AL «DEMONIO DE LA ACEDIA»


HE RECIBIDO Y PUBLICO ESTE ECO
(Como siempre con autorización del autor)
[En las fotos: Templos desacralizados. La acedia ante la tradición católica del arte y la arquitectura sagrada] 

¡Qué gracia encontrarme con sus charlas! Desde
siempre me he preguntado qué sucedió, cuándo sucedió, en qué momento muchos de
mis amigos comenzaron a sentir rechazo a todo lo que los relacionara con
Nuestro Señor. Fuimos al mismo colegio, escuchamos a los mismos hermanos, sacerdotes
y profesores. Le pregunto a mis padres por qué solo su generación se la
encuentra en las misas; qué paso con sus hijos que son mis amigos. Muchas veces
siento sus pensamientos como una murmuración, como una pequeña burla a mis
ideales ,

Una parte de nosotros se encerró en congregaciones
más tradicionales. Pero, a mi entender, no lograría nada escondiéndome en
lugares seguros. Me mantuve en el campo de batalla.

Soy arquitecto y tengo la
gracia que a veces me consultan para remodelaciones en algunas iglesias. 
Y ahí
comencé a comprender que EL DEMONIO DE LA ACEDIA, que hasta hoy no conocía su
nombre está en permanente acecho. Comenzamos a recuperar lo sagrado a través
de la arquitectura, y nos fue tomando el corazón. No le puedo mentir: amo
profundamente lo solemne, cuando estoy con Dios para mí todo brilla, pero, soy
atacado permanentemente por el demonio de la acedia, logro reponerme,
gracias a la ayuda de Nuestro Creador. Sí, muchas veces pienso que estoy
equivocado y quisiera escaparme , y es cuando las enseñanzas de mis educadores
, me protegen , y recuerdo lo que siempre nos enseñaba mi padre , ENVIDIARÁN CÓMO
SE DIVIERTEN LOS PAGANOS ,


 Tengo cinco hijos y una mujer maravillosa,
que aunque pasen los años seguimos siendo siempre novios , ella me sigue sin
poner obstáculos , a esta hermosa locura de estar enamorados de Dios , a pesar
de que su familia , si bien nacieron católicos , con el tiempo fueron atrapados
por el olvido.

Me gustaría poder contarle mil circunstancias , a
las que su artículo me dio luz , no puedo casi ordenarlas en mis pensamientos ,
pero sí tengo claro , que deseo decirle GRACIAS con todas las palabras , el
conocimiento de el POR QUÉ y PARA QUÉ , el ir descubriendo algunos de los
motivos , que condicionan el transitar el momento que nos toca vivir , me da
CLARIDAD , ME DA FUERZAS , cuando a mis hijos les quieran mostrar que sus
padres están equivocados , de que afuera es todo mejor ,pero el contar con
herramientas que nos permitan educarlos en la verdad , la única que los hace
libres , la única que los llevara al encuentro con Dios , que si bien el camino
ancho y fácil es tentador ,y el tener respuestas para que tomen el más angosto
y difícil , es un gran regalo , que no me perdonaría el no agradecerles a todos
aquéllos que como usted dieron su corazón para que conozcamos cada vez mejor al
AMOR DE LOS AMORES.


Lo saludo con el mejor de mis abrazos en Cristo Jesús y María Santísima
                                                                                                            JR
Mendoza Argentina

GO’EL: EL DIOS PARIENTE En la Cultura Bíblica (9 de 27)

El Dios Pariente por Alianza
es la epifanía de Dios en el ámbito de lo interpersonal
y esta es la idea central de la fe de Israel. 



 1.11. Goel: el Dios Pariente por Alianza

La teología de la Alianza, es lo que la cultura bíblica tiene de afable, en el sentido opuesto a lo inefable. La Alianza define y explica muy bien el núcleo característico y caracterizante, individual e individuante de esa cultura frente a otras. Pero creemos que no es todavía lo más profundo, no es aquello con cuya señalación y tratamiento debíamos iniciar nuestro estudio del rasgo fontal de la cultura bíblica, o del «centro del Antiguo Testamento».

Decíamos que la conducta del Dios de la Alianza es el fundamento, el modelo ejemplar y el precedente posibilitante a la vez, de la moral y de la cultura de la Alianza.

Pues bien, esa conducta divina se define por dos términos que son casi atributos divinos. Jen gracia y Jésed misericordia. Por gracia y misericordia Dios elige. Ellas son también las dos virtudes del antes y después de la Alianza, las virtudes del Dios de la Alianza. Jen y jésed, la gracia y la misericordia divina expresan la Alianza.

APOSTASÍA ANÓNIMA DE LOS CATÓLICOS
Otra consecuencia del Demonio de la acedia

Mons. Aguer – ¿Son Católicos los Católicos Argentinos?
Como siempre, Mons. Héctor Aguer “dice la justa”.
Cita al P. Leonardo Castellani que se adelantó proféticamente, hace más de 50 años, a señalar el fenómeno de la apostasía anónima en Argentina. 
Pero la apostasía anónima no es sólo un hecho argentino. Es mundial. 
Y en Uruguay peor.

Yo soy uruguayo y vivo en Uruguay. Y aquí la apostasía anónima está mucho más extendida, más grave y menos discernida.  
Nadie habla de ella. 

Aquí se ignora la verdadera naturaleza espiritual del fenómeno y se sigue tratando a los apóstatas como fieles.  Y a veces a los fieles como apóstatas.
Y debo decir – no me importa que me tengan por monotemático – que se trata del demonio de la acedia en uno de sus efectos terminales. 

Porque lo que les pasa a esos pseudocatólicos es que se han asimilado al mundo pero siguen aferrados a la etiqueta y fingiendo la pertenencia. 


San Pablo los llamó en su tiempo «falsos hermanos» (pseudadelfóis). 
Los enumera entre los peores peligros por él padecidos (2ª Corintios 1, 26) 
Y lo pone en guardia contra ellos a Timoteo diciendo que tienen aspecto de piedad pero niegan su eficacia, que se cuide mucho de ellos y se los describe así: 

«Ten presente que en los últimos días sobrevendrán momentos difíciles, los hombres serán egoístas, avaros, fanfarrones, soberbios, difamadores, rebeldes a los padres, ingratos, irreligiosos, desnaturalizados, implacables, calumniadores, disolutos, despiadados, enemigos del bien, traidores, temerarios, infatuados, más amantes de los placeres que de Dios, que tendrán la apariencia de la piedad pero desmentirán su eficacia. Guárdate también de ellos» (2ª Timoteo 3, 1-5) 


Siga leyendo el pasaje de la 2ª a Timoteo y reconocerá el tipo del pseudocatólico mundanizado (fiel o clérigo). Después me cuenta…

GO’EL: EL DIOS PARIENTE En la Cultura Bíblica (8 de 27)

Lo característico del Dios bíblico es ser un Dios de Alianza, o sea un Dios que se vincula por amistades y compromisos con hombres y se comporta como El Dios Pariente, o el Dios de los Patriarcas. El ámbito privilegiado de su epifanía es el de lo interpersonal. El vínculo entre las personas. Y el más privilegiado entre todos los vínculos creados: el vínculo esponsal entre varón y mujer



1.10 Go’el.- La epifanía típicamente bíblica
Es esta perspectiva específicamente bíblica la que aspiramos que sea el objeto de nuestro estudio de Cultura bíblica. Y a eso apunta el tema que hemos elegido: El Dios Pariente.