LA TORRE DE BABEL: SU ACTUALIDAD PERENNE

 La Palabra Violada – Petit de Murat


El Último Progreso de los Tiempos Modernos: la Palabra Violada – Mario José Petit de Murat

Posted: 11 Mar 2013 07:22 PM PDT
Fragmento tomado de la página que recomendamos para la lectura completa: http://centropieper.blogspot.com/2013/03/el-ultimo-progreso-de-los-tiempos.html


El Último Progreso de los Tiempos Modernos: la Palabra Violada

Mario José Petit de Murat
Mario José Petit de Murat (1908-1972), «hombre completo y eminente» según Castellani, fue una estrella rutilante en el cielo de los dominicos argentinos e hispanoamericanos. Petit de Murat luce tanto por su cautivante prosa como por su capacidad de penetración psicológica. Autor prolífico y profundo conocedor de Santo Tomás de Aquino, escribió y enseñó Teología, Metafísica, Psicología, Filosofía e Historia del Arte. Porteño de nacimiento, se radicó en Tucumán, donde murió atendiendo una capilla rural en el Timbó Viejo.

– I –

Tengamos por cierto que hemos ido a la deriva. Muchas han sido «las lluvias, ríos y vientos» que la apostasía de Europa desató contra el Hijo del hombre desde el Renacimiento hasta nuestros días; como consecuencia se ha venido abajo con grande ruina todo lo que del cristianismo se intentara edificar sobre las arenas de la mediocridad, las tibiezas o los descuidos [1].
Es notorio que los tiempos renacentistas y posrrenacentistas están especificados por la reincidencia en el pecado, no en el individual, el cual se desgrana en cualquier rincón del mundo a cada instante, sino en el de la sociedad humana, pronunciando esta vez contra Dios no sólo Creador sino también encarnado y Salvador. En consecuencia, el demonio y la nueva iniquidad disponen de mayor experiencia para su astucia y, así, la malicia ha progresado bastante sobre las antiguas tácticas.
En efecto, la rebeldía moderna ha añadido una perfección capital a la iniquidad. Trataremos de esbozar, siquiera, lo que este enunciado entraña:
Nuestra época se mueve dentro del ámbito de un mal teológico; la anima la peor malicia, la de una apostasía. Si queremos lograr, no ya el género sino también la especie de dicho mal, hallamos que no se trata de una apostasía cualquiera, la que apartara, por ejemplo, de la noticia que la razón o alguna tradición cierta y remota pudiera dar de Dios. Lo que la civilización actual intenta negar es la encarnación del Verbo, además de todo el orden sobrenatural y temporal originado por Él en la tierra. Si frente a este hecho recordamos que la medida de un mal está dada por el bien que niega [2], se entenderá que nos encontramos en la hora actual, ante un abismo idéntico a la nada; pues si se niega el Verbo eterno ¿qué nos queda de Dios y de las cosas? Si se niega la Encarnación -la cual revela la decisión divina de asumir todo lo auténticamente humano- ¿qué puede quedarnos del hombre? Sobre todo: ¿en qué se convertirá el verbo humano si existe la resolución inflexible de emplearlo en contra del Verbo divino, a costa de desgarrarlo en los nexos con su fuente, analogía y ejemplaridad suprema, que es ese mismo verbo?
Ciertamente, la Edad Moderna ha obtenido al fin, tras su labor tenaz de agnosticismo y subjetivismo, corromper la palabra en sí. El lenguaje del hombre en todo tiempo, ha nombrado también conceptos, deseos y acciones inicuas; incluso cosas concretas dedicadas a la iniquidad (meretriz, Baal). Se pudo también mentir, pero se mentía con cosas reales que no eran tal como se las nombraba más en sus circunstancias que en su ser mismo; sin embargo, permanecía inviolada la relación del signo verbal con la cosa significada. Se decía «paz» y cualquiera entendía que se iba a dar una real tranquilidad en el orden concretamente existente; cuando un rey asirio ambicionaba dominar a otro monarca, enviaba una embajada comunicándole que le arrancaría los ojos y le cortaría las manos si llegaba a resistir y no rendirle vasallaje. En cambio hoy se dice «hombre» y se piensa que se puede estar nombrando a un animal sin mas; asimismo, si un gobernante llega a pronunciar la palabra «paz» el vecino entiende que se esta preparando para la guerra, y cuando un país quiere apoderarse del mundo entero, oprime, destruye y aniquila en nombre del amor que profesa a la fraternal convivencia de los pueblos.

DE CARA AL CIELO GOING HOME SISSEL

DE CARA AL CIELO:
Going Home: Sissel

Going home, going home / I’m just going home / Quiet like, some still day
I’m just going home
It’s not far, just close by / Through an open door / Work all done, cares laid by
Going to fear no more
Momma’s there expecting me / Papa’s waiting, too / Lots of folk gathered there
All the friends I knew / All the friends I knew

I’m going home….
Nothing’s lost, all’s gain  / No more fret nor pain / No more stumbling on the way
Going to roam no more….
Morning star lights the way / Restless dream all done / Shadows gone, break of day
Real life begun,Real Life just begun
There’s no break, there’s no end / Just a living on / Wide awake with a smile
Going on and on / I’z a Going home,
I’m just going home / It’s not far, just close by / Through an open door
I’ma going home
I’m just going home…..
Going home, going home

ENCIMA DEL ARCO IRIS – Sissel

Somewhere over the rainbow – En algún lugar encima del arco iris
Way up high, – Subiendo muy arriba por ese camino
There’s a land that I dreamed of – hay un país que he visto en sueños
Once in a lullaby. – Una vez en un arrorró
Somewhere over the rainbow – En algún lugar encima del arco iris
Skies are blue, – los cielos son azules
And the dreams that you dare to dream – y los sueños que te atreves a soñar
Really do come true. – realmente se realizan
Someday I’ll wish upon a star – Alguna vez yo desearé algo acerca de una estrella
And wake up where the clouds  – I despertaré allá donde las nubes 
are far behind me. – habrán quedado lejos detrás de mí
Where troubles melt like lemon drops – Donde las penas se desvanecen como gotas 
High above the chimney tops – Muy alto por encima de las chimeneas
That’s where you’ll find me. – Allá es donde me encontrarás.
Somewhere over the rainbow – En algún lugar encima del arco iris
Bluebirds fly. – Vuelan págaros azules
Birds fly over the rainbow. – Vuelan pájaros sobre el arco iris
Why then, oh why can’t I? – ¿Por qué – entonces – ¡Oh! ¿por qué no también yo?

TIEMPO DE ASCENSIÓN

Tiempo de Ascensión
Me lo envía un amigo sacerdote.

 Signore delle Cime dirigé par Raffaele Ceriani – à l’orgue Bepi de Marzi – juin 2011

 LETRA:
Signore delle Cime
Dio del cielo, Signore delle cime, // Un nostro amico hai chiesto alla montagna //
Ma ti preghiamo, ma ti preghiamo, // Su nel paradiso, su nel paradiso // Lascia lo andare per le tue montagne.

Santa Maria, Signora della neve,//Copri col bianco soffice mantello,//Il nostro amico, nostro fratello,//Su nel paradiso, su nel paradiso//Lascia lo andare per le tue montagne.

Dio del cielo, l’alpino chè caduto//Ora riposa nel cuor della montagna//Ma ti preghiamo, ma ti preghiamo//Una stell’alpina, una stell’alpina//Lascia cadere dalle tue montagne//

Traducción:
Dios de los cielos, Señor de las alturas, a un amigo nuestro lo has llamado en la montaña, pero a ti te rogamos que allá arriba en el paraíso, allá arriba en el paraíso, déjalo andar por tus montañas.
Santa María señora de las nieves cubre con tu blanco y suave manto a nuestro amigo, a nuestro hermano. Arriba allá en el paraíso déjalo caminar por tus montañas.
 

http://www.youtube.com/watch?v=zkeoTSPgruA&feature=player_embedded#!



Soy ascensionista y asuncionista, por Él y por Ella, por Cristo que asciende y abre, y por su Madre que es subida y deja abierto. El Cielo ya no se cerrará hasta que haya subido el último de los que subirán. Nuestra vocación es ascender, somos gente de subida.

Se sube por gracia de Dios. Nos sube la gracia de Dios. Se sube moralmente. Se sube espiritualmente. Se sube cuando superamos las tentaciones y adquirimos virtud. Se sube cuando recibimos la gracia de los Sacramentos y cuando rezamos.

Un alma cristiana santificada por la gracia está dispuesta para subir. Y sube. como un globo, como un aeróstato: Su interior le impulsa, desde dentro, a subir, subir, subir. Basta, sin embargo, un amarre, un anclaje, una cadena, una cuerda, basta una cadenilla, un hilo fino, para que la subida (toda la subida) se frustre, no se realice.

Pudiendo ascender, con todo el inmenso cielo para subir, ¿cuántas almas se quedan casi en plano de tierra, apenas alzadas un poco, pudiendo ascender, elevarse, elevarse y subir, subir, subir…?

La Ascensión de Cristo abrió el tiempo de las subidas, tantas como almas son llamadas a ascender, movidas por el Espíritu Santo, atraídas por Cristo que subió a lo más alto y nos requiere desde la diestra del Padre: El Altísimo llamándonos a la altura. ¡El Señor de las Alturas!

Hay momentos en que se siente el tirón del Cielo, instantes en que sentimos que nos suben, que subimos, que estamos subiendo.

Él dijo: «Cuando Yo sea elevado, atraeré a todos hasta Mí» (Jn 12, 32). No se refería sólo al momento de la elevación del Crucificado en el Calvario; también se entiende de su Ascensión admirable.

En la Misa, cuando el sacerdote alza la Hostia y el Cáliz, representa a la vez a Cristo alzado en la Cruz y al Señor exaltado a la Gloria. Y las almas piadosas, en ese momento, sienten la atracción de Cristo y son subidas, raptadas en ascensión, suben con el Señor que es elevado sacramentalmente, real y efectivamente.

Decía que las almas devotas sienten ese efecto de elevación. La otra mañana, el que tenía que tocar la campanilla no la tocó. Estaba elevado, me dije.

Muchas ascensiones pequeñas, litúrgicas, se hacen con temor y temblor. Y algunas, con lágrimas.

Si son de verdad, todas son ascensiones de amor.

****

Signore delle Cime dirigé par Raffaele Ceriani – à l’orgue Bepi de Marzi – juin 2011