GO’EL: EL DIOS PARIENTE En la Cultura Bíblica (13 de 27)

Abraham y el Dios del Padre: 
Cuenta si puedes las estrellas, así será tu descendencia.



«Serios trabajos arqueológicos e históricos han señalado los siguientes rasgos propios y distintivos de la religión bíblica
1º) Considerar al Dios del Padre como un Dios-pariente, el primero y máximo Goel (Auxiliador) de todo el pueblo 
2º) Ver una Epifanía de Dios en las relaciones de parentesco y en los términos de Alianza de parentesco.
 3º) Considerar que el Dios-Goel asegura con sus Promesas y con su Auxilio, tanto la descendencia como el alimento para los hijos.



3.- El Dios del Padre, un Dios Pariente 
«Una característica esencial de la religión patriarcal es el culto al «dios del padre», el cual es invocado y mencionado o se manifiesta como «el dios de mi/tu/su padre»
[Véase: Gen 31,5.29 [corregido según el griego] 43,23; 46,3; 50,17; Ex 3,6; 15,2; 18,4.].

«El «dios del padre» es, primitivamente, el dios del antepasado inmediato, al que reconoce el hijo por dios suyo. Pero como ese culto se trasmite de padres a hijos, ese dios se convierte en el dios de la familia, y el «padre» puede ser un antepasado más alejado: aquél del que desciende todo el clan. Jacob invoca «al dios de mi padre Abraham y al dios de mi padre Isaac» (Gn 32,10; cf. 28,13).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *