SAN PABLO
Y EL MATRIMONIO CRISTIANO (1)

El Surgimiento de la cultura esponsal cristiana
en las cartas de San Pablo

Charla del Padre Horacio Bojorge a un grupo de matrimonios
Sábado 21 de junio de 2003

Introducción
1) San Pablo funda en sus Cartas una nueva cultura matrimonial. Los cristianos eran judíos que habían vivido su matrimonio a lo judío o eran paganos que habían vivido su matrimonio a lo pagano. Pero ahora empezaban a vivir a lo cristiano. ¿Cómo vivir el matrimonio a lo cristiano? ¿Cuál es el horizonte cristiano del matrimonio? Y, ¿cómo hacer, de repente, para que esos paganos que estaban viviendo a lo pagano fueran subiendo lentamente al nivel cristiano del matrimonio?
2) Podemos explorar un poco, y yo les propongo eso, cómo San Pablo va levantando a esos paganos de Corinto hacia un nivel matrimonial cristiano,

HÁGASE TU VOLUNTAD (3)

JESÚS ES MAESTRO DE LA OBEDIENCIA FILIAL
21) A La palabra de Dios a su Hijo, corresponde la escucha perfecta del Hijo. La Carta a los Hebreos nos presenta esta obediencia de Cristo como la razón de ser de la encarnación y como el verdadero y perfecto sacrificio agradable a Dios: «Por eso al entrar [Cristo] al entrar en este mundo dice: No quisiste ni sacrificios ni ofrendas pero me has formado un cuerpo. Ni te agradaron los holocaustos o los sacrificios por el pecado. Entonces dije: ¡heme aquí! Vengo – como está escrito de mí en el comienzo del libro – porque quiero hacer ¡oh Dios! Tu voluntad [Cita del Salmo 40, 7-9]. Dice primero: No quisiste ni sacrificios ni ofrendas. Ni te agradaron los holocaustos o los sacrificios por el pecado – cosas todas ofrecidas conforme a la Ley – entonces – añade – ¡heme aquí! Vengo a hacer ¡oh Dios! Tu voluntad. Abroga lo primero para establecer lo segundo. Y en virtud de eta voluntad somos salvados, merced a la oblación, de una vez para siempre, del cuerpo de Cristo» (Hebreos 10, 5-10): en cumplimiento de la voluntad del Padre. He aquí el paso del culto de la Ley, del culto del Antiguo Testamento, al culto del Nuevo Testamento que consistirá en hacer la voluntad del Padre como Jesucristo. El Hijo no solamente está atento a su voluntad, sino a su beneplácito.
22) Discípulo de Cristo es el que aprende de él la escucha filial de la palabra del Padre.

HÁGASE TU VOLUNTAD (2)

GALERÍA DE DESOBEDIENCIAS
10) La primera desobediencia es la de Eva y Adán. Eva oye a la serpiente, desoye a Dios y Adán por escuchar a Eva desoye a Dios.11) La desobediencia del Pueblo elegido al profeta Moisés, es arquetipo de la rebeldía del pueblo a la voluntad de Dios, que se manifestará en la desatención a la voz de Dios trasmitida por los profetas.
12) Entre esas múltiples y frecuentes desobediencias está la desobediencia que incuba en el pedido al juez y profeta Samuel de que Dios les de un rey. De esta desobediencia del pueblo que pide un rey, nacerá la desobediencia de su rey Saúl, que escucha al pueblo en vez de escuchar a Dios que le había hablado a través de Samuel.
13) A la desobediencia del rey Saúl le presta la Sagrada Escritura especial atención

HÁGASE TU VOLUNTAD (1)

1.- LA OBEDIENCIA FILIAL
1.1.- OBEDECER A DIOS ES ESCUCHAR SU PALABRA

1) Obedecer viene del latín ob-audire, que quiere decir escuchar, oír atentamente lo que dice alguien, prestar oído. En el Antiguo Testamento, se invita al pueblo a obedecer a Dios, invitándolo a escuchar la voz del Señor: Shemá’ Israel, escucha Israel (Deuteronomio 4,1; 5,1.23; 6,4; 9,1)
2) Expresiones sinónimas de este escuchar son también: guardar en el corazón, guardar en la memoria, practicar, grabar en el corazón las palabras de Dios, no olvidarlas nunca: «Poned estas palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, atadlas a vuestra mano como una señal, como recordatorio ante vuestros ojos. Enseñádselas a vuestros hijos, hablando de ello cuando estés en casa y cuando vayas de viaje, cuando te acuestes y cuando te levantes. Las escribirás en los postes de entrada de tu casa y en tus puertas» (Deut 11, 18-20).

¡VENGA TU REINO! (3)

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE Y VENGA TU REINO
13) Volviendo al Padre Nuestro, podemos entender ahora por qué el Reino es del Padre: «Venga tu Reino». Él es el Rey Anciano sentado en el trono real, de la visión de Daniel 7 y el Dios excelso sobre el trono real, en la visión de Isaías 6.
14) El Padre entrega el Reino a su Hijo encarnado, al Hombre Dios Jesucristo, en virtud de su humillación obediente hasta la muerte y muerte de Cruz. El Hijo no se aferró a su gloria independientemente de la del Padre. Por eso Dios lo exaltó a su derecha y le dió un nombre sobre todo nombre para que a su nombre se doble toda rodilla… para gloria de Dios Padre» (Filipenses 2, 8-11). Aún la exaltación del Hijo, nótese bien, es para gloria del Padre, para manifestación de la santidad del Padre.
15) De este modo se ve mejor la lógica relación existente entre el primero y el segundo deseo del Padre Nuestro: «Santificado sea tu Nombre, Venga tu Reino».

¡VENGA TU REINO! (2)

JESÚS EL NUEVO JOSUÉ, EL EXPLORADOR DEL PADRE
7) Jesús se presenta a Nicodemo como el nuevo Josué al que no se le cree. Los que no creen son «la generación incrédula», «la generación del desierto». Como descreyeron el testimonio de Josué y Caleb acerca de esta tierra, descreen ahora al explorador celestial y a su testimonio sobre el Cielo, que su testimonio acerca del Padre, de Dios como su Padre y nuestro Padre, su Dios y nuestro Dios. «A Dios nadie lo vio jamás, el Hijo único que está vuelto hacia el seno del Padre, él nos lo ha contado» (Jn 1, 18). «Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del Hombre que está en el cielo» (Jn 3, 13).

¡VENGA TU REINO! (1)

LA CONDICIÓN FILIAL
1) ¿Qué es el Reino de Dios? El concepto de Reino de Dios, parece escaparse como el agua o la arena entre los dedos de los exegetas e intérpretes. Hay algún acuerdo entre sus cualidades, pero su esencia, su naturaleza misma parece escapar a la definición exacta. De ahí que la predicación sea por lo general poco clara y, como consecuencia, los fieles vacilen en lo que han de creer que sea el Reino. Algunos lo conciben como una realidad mesiánica, del orden político-social-cultural, que ellos han de empeñarse en construir con un empeño pelagiano olvidando que Jesús enseña a pedirlo, como gracia y don del Padre.
(Redemptoris Missio = RM 17-19 expone las desviaciones más corrientes)
2) Algo tautológicamente se explica que el Reino de Dios es el Evangelio, es la Buena Noticia de Dios, es el contenido de la predicación de Jesús. Todo esto se ajusta a la verdad evangélica: «Después que Juan fue entregado, vino Jesús a Galilea; y proclamaba la Buena Nueva de Dios: El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios se ha acercado; convertíos y creed en el Evangelio».
3) Un paso más en la comprensión de lo que es el Reino, se da cuando se dice que al venir Jesucristo, viene el Reino. Porque Él y el Reino se identifican. Con Jesús y en Jesús, el Reino de Dios comienza. Jesús es el Reino.
Jesús es el Evangelio.

RESPONDO A PREGUNTA SOBRE PECADO ORIGINAL

Miguelito me pregunta en un comentario lo siguiente:
“Estimado Padre: La consulta que quiero hacer no tiene que ver con el presente artículo, pero como no he encontrado alguna dirección de mail, le pregunto por acá. A partir de las afirmaciones de ciertos exégetas modernistas, he caído en una gran confusión con el tema del pecado original. Quisiera saber qué elementos del Génesis son directos y qué elementos son figurados o metafóricos, y cuáles son las fuentes de la Tradición en las que podemos apoyarnos para fundamentar este tema. Por ejemplo, ¿existe alguna pronunciación del Magisterio acerca de la existencia real de la pareja primordial? ¿Cuáles son las consecuencias inmediatas de negar la existencia de ella? Agradecería mucho que me ilumine en este tema En Cristo y María”

Estimado Miguelito:
Tengo que responderte largamente, porque tu pregunta lo exige. Pero ni aún así, mi larga respuesta te exime de un esfuerzo de estudio que tendrás que hacer para sacarte el anzuelo de la duda que me parece que mordiste. En fin. Te encomiendo.
Ahí va lo que puedo responderte, por ahora, estando con un pie en el estribo para irme…
Acerca de los modernistas